6 cosas que debes tomar en cuenta para reducir los costos de logística

Nos encanta la logística y sabemos que trabajar en ella puede ser muy gratificante, sin embargo, también estamos conscientes de los gastos que este tipo de operaciones representa para una empresa y lo importante que es generar estrategias para la cadena de suministro pensando antes y primero que nada, en los objetivos de negocio.

Si en tu empresa o negocio hay demasiados gastos, una estrategia efectiva es correr una auditoría de tus procesos logísticos, detectar qué está generando demasiados egresos y buscar alternativas flexibles para reducirlos.

Conocer de forma concreta dónde debes enfocarte para hacer los cortes correctos en las áreas correctas tendrá como resultado un mayor rendimiento, así como un aumento de ganancias. Estas son 6 cosas que debes tomar en cuenta para para la reducción de costos de la cadena de suministro:

1. Proceso de pedido

Es importante agilizar el proceso de pedido para hacerlo lo más eficiente posible. Para ello, tienes que tomar en cuenta al menos dos cosas: Primero, te sugerimos sólo utilizar un paquete de software para completar las solicitudes, de lo contrario, podrías enfrentar situaciones en donde los empleados que usen distintas aplicaciones terminen solicitando los mismos productos. Segundo, es necesario implementar un proceso de aprobación para que nada se ordene sin el consentimiento de los responsables designados.

2. Demanda del cliente

Monitorear los patrones de demanda de los clientes ayudará a reducir costos, ya que te dirá si es necesario o no ajustar algo. Durante el monitoreo, conocerás los patrones de consumo de tus clientes, si estos cambian de un mes a otro, si actúan diferente durante una temporada, entre otros. Una que obtengas esta información podrás tomar decisiones de pedido más precisas. La forma de ver esto es a través de tecnología o software que te permita analizar los datos en tus procesos.

3. Empaquetado

Si tus productos tienen un mejor empaque, menor será la probabilidad de que se dañen durante el envío. Es importante que la persona responsable de esta función, empaque y apile adecuadamente el producto para evitar, o al menos minimizar, las posibilidades de daños. Una forma de ahorrar en este tipo de procesos es contratar un proveedor que tenga la experiencia necesaria para simplificar y optimizar estas acciones.

4. Outsourcing

Esta es otra manera de reducir costos, sin embargo, antes de contratar a un externo es necesario hacer una investigación detallada para determinar si los proveedores de servicios tienen la capacidad de proporcionar un beneficio de productividad y eficiencia suficiente para justificar la inversión en dichos servicios. Bajo un adecuado acuerdo de subcontratación, notarás un ahorro importante, pero sobre todo una cadena de suministro eficiente. No se trata de contratar a cualquier proveedor. Necesitas a alguien que tenga la capacidad de adaptarse a tus procesos y elegir las mejores estrategias para no solo ahorrar dinero sino ayudarte a crecer tu negocio.

5. Rendimiento

Es esencial definir una forma de medir el rendimiento. De otra manera, no tendrás idea de cuánto dinero se está gastando, si se está ahorrando, etcétera. Así que, selecciona los KPI’s de rendimiento más importantes, sobre todo que vayan alienados con las metas que quieres lograr ya sea bimestral, semestral o anual y evalúa cómo lo estás haciendo en comparación de tus objetivos.

6. Orden

Debes asegurarte del correcto funcionamiento de las operaciones internas y que no existan problemas que puedan afectar la cadena de suministro. Para ello, debes evaluar cuidadosamente estas operaciones y realizar cambios si es necesario, para optimizar el rendimiento y eficiencia de la cadena de suministro. Un grave error en Supply Chain es pensar siempre en función del cliente sin tomar en cuenta que es tu equipo quien llevará acabo la operación y son los primeros que deben sentirse cómodos con los procesos y tiempos.

Enfocándote en estos 6 temas estás más cerca de tener una cadena de suministro eficiente y así lograr la reducción de costos. Sin embargo, no olvides que para lograrlo debes evaluar de forma crítica y objetiva la situación actual de la empresa. Antes de tomar cualquier decisión, analiza los datos y busca diversos escenarios para dar solución a los problemas más puntuales.